Stop aconseja

Les comunicamos que no debiera faltar en un botiquin de Primeros auxilios aplicado a los vehículos y ante la posibilidad de un accidente de tránsito.

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS

Se enumerarán en primer término aquellos elementos que debe contener de mínima un botiquín, luego los componentes adicionales que lo pueden componer pero merecen una mención especial por haberse generalizado el uso incorrecto de los mismos:

Botiquín de mínima:

Gasas estériles en sobres: a utilizar en la limpieza de heridas, compresas para hemorragias, cobertura de heridas y ojos lesionados.
Vendas de distintas medidas (5; 7 y 10 cm. de ancho): para sujetar compresas, inmovilizar fracturas, cubrir heridas, confección de cabestrillos.
Esparadrapos quirúrgicos.
Tela adhesiva: para la fijación de apósitos, vendajes e inmovilizaciones.
Agua oxigenada 10 vol: a usar en la limpieza de heridas.
Jabón neutro (comunmente llamado blanco).
Apósitos adhesivos (curitas).
Pastillas de carbón activado: para intoxicaciones.
Férulas de diversas medidas: para inmovilizaciones.
Termómetro
Tijeras afiladas.
Guantes descartables.
Vaso y líquido lavaojos.

Elementos adicionales:

Algodón: no utilizar directamente sobre heridas, ya que deja pelusas que posteriormente podrían causar infecciones al descomponerse.
Alcohol: para la desinfección de instrumental y superficies. No debe usarse sobre heridas.
Aspirinas: como antifebril y analgésico. Si bien son de venta libre, siempre es conveniente la consulta con el médico por los efectos indeseados que podría tener. No utilizar en hemorragias (es anticoagulante, dificultando la cicatrización).
Tintura de thimerosal (Merthiolate): debe tratarse de evitar el uso directo sobre heridas. Se usa como desinfectante del campo que rodea a la herida.
Colagogos (Hepatalgina): al igual que la aspirina, siempre debe consultarse con el médico la correcta utilización.
Medicamentos en general: únicamente bajo indicación y control médico.

En esta oportunidad aconsejamos a los PADRES a tener en cuenta una serie de planteos que deben hacerse antes de autorizar a sus hijos/as a conducir y obtener su carnet de conductores siendo éstos todavía menores de edad (entre los 17 años y los 21 años) según la Ley de Tránsito 24449.

GUIA PARA PADRES DE ADOLESCENTES ANSIOSOS


Cuando, como padre o madre, tenga que decidir si lo autoriza a conducir un vehículo, procure dejar de lado los ejemplos de sus vecinos o amigos. La influencia del entorno puede no ser buena consejera. Piense y evalúe la realidad del medio, del sistema de tránsito y las características de su hija/o. Tenga en cuenta lo siguiente:

1) Los jóvenes al volante corren peligro. Los más jóvenes (menores de 25 años) se accidentan tres veces más que los mayores, son causantes de la mayoría de los accidentes que sufren, y mueren mas por ésta causa que por cualquier tipo de enfermedad.
2) El tránsito de Argentina es de alto riesgo. Tenga en cuenta que el Tránsito es un sistema conformado por cada uno de los que se mueven en la vía pública, en interdependencia los unos de los otros. Cuando piense en su hijo/a conductor/a no pierda de vista el riesgo que implicarán los que comparten el sistema con El o Ella.
3) Cada joven es una persona única y diferente; asó como su preciada vida, que es única e irreparable. Procure evaluar las posibilidades de su hija/o para ser un conductor seguro:

-Personalidad (por ejemplo: si es impulsivo, inestable, irascible o agresivo, mejor decir que no, porque te quiero!!!).
-Responsabilidad y madurez en su manejo de las situaciones cotidianas (estudio, trabajo, etc.)
-Actitud ante el riesgo (si suele exponerse o verse casualmente envuelto en situaciones peligrosas abstenerse de autorizarlo).
-Grado de independencia con respecto al grupo de pares (un ejemplo típico de dependencia preocupante, es el de los chicos que siempre se apoyan en sus amigos para decidir que hacer o a donde ir). Comentan que hacen algo, aunque no quieren, porque los demás lo deciden y se muestran angustiados cuando se ven obligados, por circunstancias ajenas a ellos, a hacer algo distinto.
-Antecedentes de accidentes y/o incidentes (en especial de carácter violento).
-Actitud frente a la autoridad.

4) 17 Años es la edad mínima, no la obligatoria para conducir autos. Hasta los 21 años su hija/o necesita su autorización para gestionar su licencia para conducir. Use esa atribución con responsabilidad para bien de su hijo.

Se puede volver atrás con la autorización, no así con los daños de un accidente. Aunque Ud. haya autorizado a su hija/o para obtener su licencia, si su comportamiento como conductor es peligroso, Ud. puede presentarse y pedir la revocación de la misma. De todas maneras, no olvide el viejo dicho: mas vale prevenir que curar.

CUANDO DECIDA QUE SU HIJA O HIJO ESTA EN CONDICIONES DE APRENDER A CONDUCIR, NO LA DEJE SOLA/O, COMPARTA CON ELLA/EL EL PROCESO DE APRENDIZAJE Y ENTRENAMIENTO.


Si puede, inscríbalo en una buena Esuela de Conducir. Un experto puede iniciarlo en la técnica de conducción en mejores condiciones de seguridad que Ud., pero corrobore que el programa del curso incluya los conceptos de Conducción Segura o Defensiva, preparación indispensable para su seguridad y toma de conciencia del sistema de Tránsito.
No le de el auto, suba con El. Acompañe a su hija/o en el procedimiento de entrenamiento, aún después de sacar el registro. Guíelo en sus prácticas, y transmítale su experiencia, hasta que lo vea andar seguro.
Sea paciente, respetuoso y refuerce su confianza, destacándole sus conductas y actitudes.
No de por sentado que algo, Ella o El, ya lo saben. Acompáñela/o y comparta su experiencia al conducir en diferentes situaciones, por ejemplo, con lluvia, de noche, con alto tránsito, en la ruta, etc.
Sea un BUEN EJEMPLO para su hija/o. Use siempre el cinturón de seguridad y conduzca a la defensiva. Recuerde que los mensajes contradictorios pueden ser como un boomerang. Por ejemplo: no podrá hablarle de conducir a baja velocidad si Ud. no lo hace, no podrá decirle que no hable por celular mientras se conduce, si Ud. no lo hace, o compra dispositivos para burlar radares. Su ejemplo vale mas que mil palabras

REGLAS BASICAS DE SEGURIDAD VIAL


A continuación se detallarán algunas reglas básicas a tener en cuenta en materia de Seguridad Vial.

A LA HORA DE CONDUCIR LOS AUTOMOVILISTAS

Respetar todas las señales de tránsito.
Usar siempre el cinturón de seguridad (todos los ocupantes del vehículo).
Menores de 10 años viajarán con cinturón de seguridad en el asiento de atrás.
Los niños mayores de un año y hasta que su peso y altura lo permitan en sillas adaptables, siempre en el asiento trasero del vehículo.
Evitar el uso del teléfono celular mientras conduce.
No exceder los límites de velocidad indicados.
No adelantarse a otro vehículo en curvas, puentes, subidas o bocacalles.
Anunciar maniobras con luces de giro.
Respetar y ceder el paso a los peatones.
Ubicar a los menores en los asientos traseros.
Verificar el estado del automotor antes de salir.
Evitar conducir con síntomas de cansancio.
No conducir si bebió alcohol.
No conducir después de ingerir bebidas alcohólicas.
En rutas circular siempre con luces bajas encendidas.
Mirar siempre dos veces por el espejo retrovisor antes de cambiar de carril.
Las motos son mucho más pequeñas que un auto y es fácil que queden ocultas en un ángulo muerto.

LOS PEATONES

Respetar todas las señales de tránsito.
Cruzar siempre por las sendas peatonales.
Prestar atención a la indicación de los semáforos.
Evitar el uso del teléfono celular al cruzar una calle.
Mirar hacia atrás al bajar de un colectivo o taxi.
Esperar el colectivo o taxi sobre la vereda.
Preservar a los menores en la vía pública.
Caminar en las rutas en sentido contrario a la circulación.
Utilizar ropa clara y/o elementos lumínicos.

LOS MOTOCICLISTAS

No exceder los límites de velocidad. La mayor parte de los accidentes ocurren cuando la moto se sale de la vía por exceso de velocidad o falta de experiencia.
No llevar más de un acompañante y evitar, en la medida de lo posible, que el acompañante sea un niño.
Abstenerse de hacer maniobras que pongan en peligro a personas o a otros vehículos.
Respetar los semáforos y demás señales de tránsito.
Indicar con anticipación los giros o cambios de carril.
No frenar bruscamente, excepto por razones de seguridad o peligro.
Guardar distancia con el vehículo que circula por delante.
Usar siempre el casco y los demás elementos de protección.

CONSEJOS PARA EL ACOMPAÑANTE

Debe usar siempre el casco.
Es recomendable que suba a la moto después de que el conductor la haya
encendido.
Debe sujétate a la cintura del conductor, manteniendo todo el tiempo los pies en los estribos.
Es recomendable que permanezca detrás del conductor, inclinándose con la moto cuando la maniobra lo exija.
Debe evitar movimientos que afecten el equilibrio del conductor y de la moto.
No debe distraer al motociclista.

CONSEJOS PARA AUTOMOVILISTAS

Señalizar correctamente cualquier movimiento. Un giro inesperado, o abrir bruscamente la puerta del auto, puede sorprender a un motociclista con resultados fatales.
Irrespetar un semáforo siempre puede ser fatal, pero lo es más si hay motos circulando. Calcular el tiempo que los otros autos tardan en arrancar es fácil, pero con las motos falla porque son más rápidas y el conductor podría llevárselas por delante.
Para viajar más seguros .
El casco. Para asegurar una buena protección debe cubrir completamente la cabeza, incluyendo la mandíbula, y estar bien ajustado. La visera debe ser apropiada para proteger los ojos.
La ropa. Debe ser cómoda y permitir maniobrar fácilmente. Es importante que proteja al motociclista de las inclemencias del tiempo o de posibles raspaduras en caso de accidente.
Guantes. Conviene que sean de cuero u otro material resistente, que proteja las manos y permita un buen agarre al manubrio.
Calzado. Es fundamental que sea resistente y lo suficientemente alto para proteger los tobillos. Las mujeres deben evitar los tacones. Si el calzado tiene cordones, estos deben estar bien atados para evitar que se enreden.